jump to navigation

Mujeres fuertes junio 12, 2011

Posted by mispequenasobsesiones in Series de televisión.
Tags: ,
trackback

20110612-004942.jpg
Acabo de terminar de ver la segunda temporada de The Good Wife, lo que me sirve como excusa para reflexionar sobre el rol de las mujeres en las series de televisión. Siempre ha habido mujeres fuertes y poderosas en la ficción. El problema es que estaban en el bando de los malos. Desde la controlador Angela Channing de Falcon Crest a la femme fatale (lagarta fatale, más bien) Diana de V. El problema venia al mirar al lado de los buenos: aunque la princesa Leia daba algunas lecciones ya en 1977 a Luke Skywalker y Han Solo sobre cómo organizar un rescate, el papel de la mujer solía implicar ser socorrida y protegida por el héroe masculino al que, hay que reconocerlo, en ocasiones, ayudaba. Las mujeres protagonistas, más allá de Los Ángeles de Charlie (los ángeles de un hombre, nada menos) y Embrujada, eran difíciles de encontrar.

Ya no es así. Las pantallas están plagadas de mujeres fuertes que llevan el protagonismo de sus series de acción, de ciencia ficción, procedimentales, dramas… Muchas mujeres fuertes me vienen a la cabeza: Scully (¿quizá la primera de una nueva hornada de mujeres que socorren y aleccionan a sus hombres?), Buffy, Bones, Starbucks (nueva época), Nikita, las chicas de Embrujadas, las perceptivas protagonistas de Medium o Entre Fantasmas y un largo etc.

El problema es que siempre son Super mujeres o mujeres muy poco mujeres. Mujeres que podrían ser hombres sin que la trama tuviera que sufrir importantes variaciones. Aún así, es delicioso ver cómo los guionistas van introduciendo matices en estas Super mujeres para hacerlas más reales. Adoro las inseguridades de la subjefa de policía Brenda Leigh Jonson con su novio (después marido), con sus padres y con el chocolate al mismo tiempo que es capaz de hacer cantar al malhechor más peligroso en The Closer. Me hacen identificarme con ella, creermela. La inseguridad en los asuntos personales suele ser el toque que los guionistas añaden para humanizar a sus fuertes mujeres protagonistas y, aunque es destacable que ese toque “inseguro” no parece ser considerado necesario para los protagonistas masculinos, se agradece. Pero no es suficiente.

¿Dónde están las heroínas mamás? ¿Dónde están las heroínas con parejas de larga duración? Salvo honrosas excepciones como la maravillosa medium madre con trabajo a tiempo parcial interpretada por Patricia Arquette, ¿es que acaso una mujer protagonista en la ficción sólo funciona si está libre de ataduras para generar tensión sexual con su compañero masculino de reparto?

Por eso me ha resultando muy interesante The Good Wife. La protagonista es una mujer. Y es una mujer de verdad. Es la típica serie de abogados que resuelve un caso por capitulo (y que junto con las policiacas suelen encantarme), y también tiene tensión sexual entre dos de los personajes y otros muchos elementos comunes en este tipo de series, pero es mucho mas que eso. Es una serie sobre una mujer: una mujer a la sombra de un marido al que apoya en su carrera política; una mujer que tiene a su vez graves problemas conyugales; que cría a dos hijos adolescentes mientras intenta compaginarlos con unos horarios laborales infernales; una mujer con una suegra entrometida y manipuladora; una mujer de cuarenta y tantos que crece y evoluciona con cada capítulo, que sabe que no puede dejarse llevar por la pasión porque tiene unos hijos y unas responsabilidades. Y aun así resuelve sus casos y gana sus juicios.

Probablemente en minutos por capitulo la trama de abogados sale ganando a la humana, pero sin lugar a dudas las dos son igual de importantes para formar el conjunto de lo que es The Good Wife. Un conjunto muy interesante. Tal y como se cerró la segunda temporada, no tengo ni idea de por dónde puede evolucionar la tercera, pero sin duda yo estaré ahí para verlo.

Anuncios

Comentarios»

1. Torchwood ir ready « mispequeñasobsesiones - julio 19, 2011

[…] En otro orden de cosas, me gustó la estampa de Gwen Cooper disparando su arma con nervios de acero contra un helicóptero que intenta matarla mientras con el brazo izquierdo sostiene a su bebé. Me recordío a mi reciente post Mujeres Fuertes. […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s