jump to navigation

500 visitas mayo 31, 2011

Posted by mispequenasobsesiones in Uncategorized.
Tags:
1 comment so far

Hace dos meses y 21 “posts” que comencé este blog, con el único propósito de entretenerme y desahogarme hablando de mis series favoritas, de política, comunicación y otras ccosas que ocupan mis pensamientos, como reza la cabecera. Primero se lo di a leer a mi familia, luego a mis amigos y luego experimenté un gozo inesperado con la idea de que lo leyeran absolutos desconocidos.

Llegó un momento en que lo primero que hacía al entrar en el blog era mirar las estadísticas, para comprobar si las visitas habían aumentado con respecto a la vez anterior, y me vi citando mi blog en los comentarios de otros blogs, para ver si así aumentaba “mi audicencia”. Así he llegado, con cierto orgullo, a superar las 500 visitas en menos de dos meses. Y si yo, que escribo esto por puro hobby, sin ningún criterio elaborado y sólo cuando me apetece, he llegado a obsesionarme con la audiencia, ¿qué no le pasará a los productores, guionistas, actores, etc. de mis queridas series de televisión cuyo trabajo, cobar a fin de mes, depende exactamente de eso? Muy fría tienen que tener la mente para no volverse locos todos los días comprobando los datos de la noche anterior.

Algo de tanta importancia bien se merece un post intentando clarificar conceptos, o sea que aquí va el intento, que no sé si habré conseguido:

En primer lugar hay que tener en cuenta una “perogrullada”: nunca conocemos la audiencia real de un programa, sino proyecciones estadísticas de la que sería la audiencia de un programa según los datos que hemos recogido de una muestra de población que se supone representativa de la población en general.

Dicho esto, para esa recogida de datos hay varios métodos: establecer un panel de hogares que anotan sus consumos de televisión (hoy en día se hace de manera automática con los audímetros) o realizar un sondeo (encuestas telefónicas o presenciales).

En España las audiencias las miden el grupo Kantar Media (antes Sofres) y la Asociación para la Investigación de Medios de Comunicación a través del Estudio General de Medios (EGM). Kantar está especializada en medición de la televisión a través de audímetros, de los que tiene más de 4.600 instalados en España, mientras que el EGM utiliza la técnica del sondeo (entrevistas personales y telefónicas, 43.000 en total para medir las audiencias de televisión) y es clave para el resto de medios (periódicos, revistas, etc). Por otra parte, y puestos a hablar de “audiencias” de otros medios, también existe la OJD que, a grandes rasgos, lo que se encarga es de comprobar de manera independiente que los ejemplares distribuidos son los que periódicos y revistas dicen. Al no estar la OJD relacionada con la TV, no nos interesa para este artículo.

Kantar proporciona sus datos diariamente, y el EGM tiene un ciclo anual (aunque publique sus datos en “oleadas” trimestrales). A su vez, AIMC supervisa las audimetrías de Kantar en España. Kantar está presente en muchos otros países. Otra empresa que también analiza las audiencias en muchos países (y en España está presente pero no para medir audiencias te TV) es Nielsen. En Inglaterra, Broadcasters’ Audience Research Board (BARB), organización que pertenece a las grandes cadenas de televisión, es la encargada de medir las audiencias con un panel de hogares con audímetros.

Vertele explicaba recientemente en un artículo que el audímetro permite almacenar gran cantidad de datos en un disco duro lo que facilita su recolección y proceso, que se hace diariamente y se realiza de forma automática y a través de la línea telefónica. La desventaja de los audímetros que se usan actualmente es que necesitan una colaboración activa por parte de los usuarios (decir quién está viendo la tele en ese momento).

Con los datos que proporcionan esos distintos tipos de toma de datos, se elaboran diferentes indicadores.
El más habitual es el share o cuota de pantalla, que se expresa en forma de porcentaje y viene a decir “de todos los espectadores que estaban viendo la tele en ese momento, el X% estaban viendo tal programa”. Creo que en torno al 18% es un muy buen share. En cuanto a las cifras de audiencia (proyecciones estadísticas en realidad), son números reales, no porcentajes. Para un mismo share, el número de espectadores varía según cuánta gente esté viendo la tele en ese momento. No es lo mismo los espectadores a las nueve de la noche que a las tres de la mañana. Por ejemplo, Los misterios de Laura, de TVE, tuvo ayer 3.225.000 espectadores y un share del 15,9%, el segundo programa más visto del día después de El Tiempo 2. El “minuto de oro” es el momento con máxima audiencia del día.

Otro indicador, que el público en general no suele usar para valorar el éxito de un programa pero que es muy importante para las agencias de publicidad es el rating. El rating es la cantidad de espectadores que está viendo determinado programa en relación al total de espectadores potenciales que hay en un país. Suele hace referencia a un determinado momento y puede darse desglosado por públicos objetivo (target) como por ejeplo “mujeres de menos de 40 años”. Como explica Vertele, es normal que a un share de un 20% le pueda corresponder un rating de un 3%.

¿Para qué sirve el rating? Para calcular indicadores como los Gross Rating Points (GRP), fundamentales para diseñar el emplazamiento de las campañas publicitarias. Los GRP son, para un público dado (por ejemplo “menores de 14 años”) el porcentaje (rating) de personas de ese público que vieron el anuncio multiplicado por la media de anuncios a los que son expuestos. Por ejemplo, un programa que llega al 30% de los menores de 14 años y que les muestra un anuncio cuatro veces tendrá 120 GRPs.

Por último hay un indicador del que sólo he oído hablar en referencia a la televisión británica, y que me parece muy interesante: el Appreciation Index (AI). Es una puntuación sobre 100 que se usa como indicador de la apreciación del público sobre un programa concreto. Aunque en el pasado lo hacía BARB, según Wikipedia, hoy lo hace la empresa GfK NOP para la BBC como parte de una encuesta que se realiza a un panel de personas (15.000 adultos y 1.500 niños) que rellenan una encuesta online al día siguiente de ver el programa en cuestión. Se anima a los miembros del panel, mediante premios, a que participen en la encuesta al menos 10 veces al mes. Según el citado artículo, AI de 85 o más se consideran “excelentes” y pueden salvar un programa incluso aunque haya tenido bajos ratings. Me pregunto si en España habrá mediciones similares, aunque no se hagan públicas. ¿Qué AI tendrían programas de los de carnaza que se “justifican” por sus shares y audiencias?

Imagen de share de ITV, tomada de Wikipedia